Redes Telefónicas Urbanas de San Sebastian


Las primeras líneas telefónicas tendidas unieron a finales del siglo XIX los domicilios particulares de algunos empresarios con las oficinas de sus respectivos negocios, situadas en San Sebastián o en localidades vecinas. Es el caso de Brunet (1883), Osácar (1883), Durás (1887), Ubarrechena (1888), Buerba (1888), etc., a las que sería necesario añadir una red oficial (1886) que unió el Gobierno Civil con la Alcaldía, Telégrafos y la Guardia Civil[1].

Simultáneamente diversas compañías privadas intentaron o comenzaron a establecer algunos limitados servicios: Compañía Hispano Americana Electro-telefónica (1887) la Compañía Telefónica del Cantábrico (41 abonados en 1889), la Sociedad de Crédito Mercantil de Barcelona (1895), la Sociedad Anónima de Telefonía Privada (51 abonados en 1905) y la Compañía Peninsular de Teléfonos[2]. (que tenía arrendada la explotación de la red interurbana del Noroeste).

Concretamente, la Compañía Peninsular de Teléfonos tenía una concesión para la red urbana de San Sebastian que caducaba en Junio de 1908.[3]

Por otra parte, hubo una coincidencia temporal con otra licitación, dado que la R.O. de 17 de Abril de 1908 sacó a subasta la explotación y ampliación de la Red Telefónica Interurbana del Noroeste, y en Junio de 1908 se adjudicó dicha subasta a la Compañía Peninsular de Teléfonos.

El 25 de septiembre de 1908, vencida tres meses la concesión de la red urbana de San Sebastián, se sacó a subasta por R.O. la explotación de la red telefónica urbana de San Sebastian, sobre las bases del R.D. de 9 de septiembre de 1907, y se concedió derecho de tanteo al Ayuntamiento de San Sebastian, quien finalmente lo ejerció.

La Diputación de Guipuzcoa tenía fuertes esperanzas de estabecer una red provincial y ante las concesiones que se acaban de citar estas esperanzas se disipaban, pero la Diputación sin arredrarse entabló gestiones directas con el Ministro de la Gobernación para que diese preferencia a las Diputaciones para la explotación de las redes interurbanas provinciales y a los Ayuntamientos para las urbanas, y más tarde la Diputación incluso se entrevistó con el Rey.

En estas circunstancias, la Diputación de Guipúzcoa y el Ayuntamiento de San Sebastian alcanzaron un acuerdo por el que este segundo cedería en beneficio de la Diputación el extrarradio a que tenía derecho según la condición 15 del pliego de subasta, con la salvedad de que si la Diputación no llegara a implantar la Red Telefónica Provincial, el Ayuntamiento quedaba en completa libertad de hacer uso del derecho que le concedía la citada condición del pliego de subasta.

Las gestiones citadas dieron por resultado la concesión a la Diputación de Guipuzcoa del establecimiento y explotación durante 35 años de una red telefónica interurbana que pueda unir a varios o todos los pueblos de la mencionada provincia por Ley especial de 25 de Noviembre. Al Art. 2 incluía en la concesión las redes urbanas municipales que los Ayuntamientos respectivos renuncien establecer y explotar.

El 10 de Diciembre de 1908 el Director de la Compañía Peninsular de Teléfonos comunicó al Sr. Presidente de la Diputación que con aquella fecha dirigía una comunicación a la Dirección General renunciando al derecho de unir a su Red los pueblos de Guipúzcoa, reservándose únicamente las poblaciones de Tolosa e Irún.

De esta forma el Ayuntamiento de San Sebastián contó desde 1908 con una red telefónica propia (recibió 393 abonados) por un período de vigencia de quince años, posteriormente ampliada a veinte años, y la Diputación contó con la red interurbana por un periodo de 35 años. Tanto la central Municipal como la Provincial estuvieron situadas en la Calle San Marcial nº 28.

El número de líneas instaladas inicialmente por la Red Telefónica Urbana Municipal de San Sebastián fue de 1.080, llegando en el año 1919 a atender a 2.720 abonados. Ante el constante aumento del número de líneas, pronto se planteó la necesidad de nuevas inversiones, pero para que éstas fueran rentables el período de concesión tenía que ser ampliado. Esta fue la razón que animó al Municipio a solicitar la explotación a perpetuidad del servicio, resuelta favorablemente en 1923.

La automatización del servicio (1926) se planteó de forma conjunta con la red telefónica provincial, encargándose la Compañía Ericsson de suministrar al Ayuntamiento una central automática con capacidad para 5.000 abonados, ampliable hasta 10.000, llegándose a modificar la red subterránea con objeto de posibilitar dar servicio hasta 6.500 líneas.

En un primer momento la explotación de la Red Telefónica fue llevada a cabo por el Ayuntamiento como un servicio más dependiente del mismo, hasta que en el año 1959, dada la creciente complejidad de la gestión, se decidió que fuera explotada por un órgano especial de Administración, dotado de presupuesto propio (aprobado por el Ayuntamiento) y regido por un Consejo de Administración y un Gerente nombrados también por la Corporación Municipal.

El déficit generado por el servicio (fruto de una política de tarifas poco realistas), las importantes inversiones necesarias para la adecuación del servicio telefónico a la demanda de la creciente población donostiarra (en el año 1960 existían 13.000 solicitudes no atendidas sobre un total de 20.500 líneas en servicio), unidos la existencia de un monopolio en Manos de la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE), provocaron en la década de 1970 la enajenación de la red telefónica donostiarra a la CTNE por 1.000 millones de pesetas, tras la que el servicio telefónico experimentó una mejora considerable.

Tras la expiración en 1944 de la concesión de la red telefónica interurbana, la CTNE acabó atendiendo al servicio telefónico de todo Guipúzcoa, con excepción de su capital, con la que mantuvo algunos pleitos derivados de la no reversión al municipio del extrarradio de la ciudad (15 Km en torno a ella) a que le daba derecho la concesión, así como por el impago por parte de la CTNE de un canon por las llamadas intercambiadas entre la red de la CTNE y la red municipal.

Referencias

  1. Tomado de Geografía e Historia de Donostia san Sebastian, Sección 5.4.3.5 Instituto Geográfico Vasco "Andrés de Urdaneta", de la publicación de la Diputación de Guipúzcoa, Red Telefónica, Estadística y breves apuntes históricos publicados por la Dirección de la Red, San Sebastian, 1927 (gracias a la gentileza de D. Josu Aramberri) y de Tesis Doctoral Univ. Deusto: La telefonía en Gipuzkoa : un modelo original / María Luisa Ibisate Elicegui. - San Sebastián : Fundación Kutxa, 1998. - 394 p.
  2. Véase: la Historia del Teléfono en la página web de Luis Enrique Otero Carvajal
  3. Página 5 de la publicación de la Diputación de Guipúzcoa, Red Telefónica, Estadística y breves apuntes históricos publicados por la Dirección de la Red, San Sebastian, 1927

Artículos de Wikitel pertenecientes a esta categoría