Portada

In addition, the complex historical moment that we are, information technology and telecommunications deserve much attention, but the knowledge necessary to understand can be a barrier for most people. Those who do not belong to the sector have to overcome this problem: "to understand the politics of telecommunications as a whole PPC Agency, you must first know about its components, but to understand the components, one must first understand the whole" . [1]

How to solve this issue? [2] Should we go twice the educational path? Is it necessary to undertake a first round blind to something, in a second round or shift study to better understand the first steps? Has anyone ordered or classified these materials so that they can focus or shorten the learning process? Is there a roadmap? Whatever the optimal response believe that those who walk along those paths have the opportunity and moral obligation to share our experience.

This is precisely Wikitel: a cooperative method of integration and summation of knowledge [3]. And we join the words not long ago by Professor Moglen, Columbia University, saying to him:We have a duty, We Have a joy, we are Bringing to our colleagues, the human race, we know everything and everything we love, There Is No Higher Than pleasure Delivering what we love to Those with Whom we wish to share it, There Is Also no moral obligation Deeper.[4] [5]


Wikitel Success depends solely on whether we get to all that is useful and effective to the community of specialists in Information Technology and Telecommunications in the daily work.

Ready to rush the next section, where appropriate


Wikitel addresses the issues:

  • Regulatory and Policy
  • Technology, from a purely descriptive point of view
  • Market and Competition
  • Operation, Planning and Business Strategy for ICT

We suggest that eastern sailing by Wikitel and see how it is organized. Read brief tutorial, see also principles and policies and join us and collaborate.

And do not forget to click the other tabs above: Overview and European Union.

editar

El sector de las comunicaciones electrónicas tiene unos rasgos caraterísticos que hacen que su regulación y apertura a la competencia sea especialmente complicada. Desde el punto de vista estructural, es un sector caracterizado por importantes barreras de entrada tales como los costes hundidos a que deben hacer frente los operadores que pretendan acceder al mercado (algunas infraestructuras asociadas con la red de acceso fueron consideradas un monopolio natural por la teoría económica) o las economías de escala y red, que pueden ser relevantes.

Por otra parte, este sector en lo que a las redes fijas se refiere presenta una asimetría entre los operadores establecidos históricamente (incumbentes o importantes)[6] y los nuevos entrantes. El despliegue de las redes de acceso se produjo durante el siglo XX, casi en todos los casos en régimen de monopolio y de derechos exclusivos.[7] Por tanto, mientras que el operador tradicional, o importante, cuenta con una red completamente desplegada y amortizada en gran parte, con derechos de paso, los potenciales operadores entrantes se encuentran en una situación de desventaja, debiendo acometer cuantiosas inversiones con largos plazos de despliegue y recuperación. Esta asimetría en el mercado acrecienta de forma significativa las barreras a la entrada y permite que el operador establecido adopte comportamientos estratégicos de defensa para incrementar las dificultades de sus competidores.

Además, en el momento histórico en que nos encontramos los servicios de telecomunicaciones presentan un importante y rápido cambio tecnológico que, por una parte, crea nuevos mercados y oportunidades de entrada, pero a su vez requiere importantes inversiones en las mejoras y en la transformación de las infraestructuras antiguas. Esta dinámica crea oportunidades para aumentar la competencia, a la vez que presenta riesgos de prácticas anticompetitivas por parte del operador tradicional que, con la mentalidad de operador global propia del antiguo monopolio, intentará asegurar su posición y extenderla a los nuevos servicios. En cualquier caso, las acciones regulatorias que se puedan tomar en el sector deben asegurar los incentivos necesarios a la innovación y la inversión eficiente a la vez que prevenir las actuaciones restrictivas de la competencia.

Por los motivos anteriores, la teoría y la práctica en el sector de las comunicaciones electrónicas es la intersección entre la regulación y la competencia[8]. No debe olvidarse que el sector de las comunicaciones electrónicas ha estado funcionando casi todo el siglo XX en régimen de monopolio y que la regulación comenzó en la segunda mitad de los años 90[9]. Por una parte, como en otros muchos sectores, caracterizados por la asimetría de la información entre el prestador de los servicios y los consumidores, las Autoridades han impuesto obligaciones encaminadas a proteger al consumidor en términos de condiciones de calidad, contratos tipo,… Por otra parte, y en su condición de ex-monopolista, el operador histórico o importante también está sometido al control en sus condiciones minoristas de prestación de los servicios tradicionales, donde puede tener ciertas ventajas, incluyendo la regulación de precios.

Regulación simétrica y protección del consumidor

Como se ha acaba de comentar, los servicios de comunicaciones electrónicas, en tanto que servicios de interés general, cuentan con determinados aspectos que justifican una regulación aplicable a todos los operadores para garantizar los derechos de los usuarios. La complejidad técnica de los mismos hace difícil su comprensión para los consumidores con lo que se han establecido determinadas pautas para proteger sus intereses (disponibilidad del servicio, calidad, condiciones de suministro,…). Además, en el marco de las obligaciones del servicio universal, la accesibilidad a determinados servicios de comunicaciones es obligatoria y forzosa .

Desde un punto de vista meramente práctico, la interoperabilidad entre operadores y el cambio tecnológico conscuencia de las nuevas redes NGN obliga a todos ellos a adoptar medidas de estandarización y a adoptar una normativa técnica común de organizaciones internacionales como la UIT.

Finalmente, como consecuencia de la entrada de operadores alternativos al mercado y con el fin de asegurar la interoperabilidad y la consecución de las comunicaciones extremo a extremo, ha sido preciso, entre otras cuestiones, que los servicios de interconexión estén regulados así como también ha sido necesario imponer determinadas obligaciones de compartición de infraestructuras.

Regulación ex ante y apertura a la competencia

De forma adicional a la regulación anterior, tendente a garantizar un funcionamiento adecuado del mercado así como determinados derechos de los usuarios, la liberalización del sector de las comunicaciones electrónicas ha requerido que la regulación permita e incluso facilite la entrada de operadores alternativos. Esta liberalización pretende terminar con la situación anterior, en la que la provisión de los servicios se encontraba excesivamente concentrada, introduciendo la competencia como herramienta para mejorar las condiciones de prestación y fomentar la innovación.

Sin embargo, la introducción de la competencia, como no puede ser de otra manera, se ha encontrado influenciada por la herencia de la situación monopolista, descrita más arriba. Esta herencia justifica, de acuerdo con la teoría económica que la ayuda a la entrada sea transitoria con el fin de que los operadores entrantes puedan competir con el operador histórico.

De esta forma, la regulación – entendida como la imposición de obligaciones asimétricas, esto es, sobre el operador histórico – es necesaria para introducir y facilitar cierto nivel de competencia al inicio de la liberalización de este tipo de mercados, con el fin de dar alguna oportunidad a los nuevos entrantes, dada la inmensa asimetría existente con el operador establecido. De forma teórica (y en algunos casos, también práctica) se han desarrollado modelos, como la llamada “escalera de la inversión”[10], en las que los reguladores han obligado a los operadores establecidos a abrir sus redes y a prestar servicios mayoristas, en general, en condiciones reguladas, para facilitar que los operadores entrantes alcancen una masa crítica que les otorgue un músculo financiero suficiente que les permita invertir en sus propias infraestructuras. En la medida que estos nuevos entrantes dependan menos de los servicios mayoristas regulados del operador histórico y cuenten con despliegues de red propios, la regulación asimétrica ex­-ante se retiraría confiando únicamente el buen funcionamiento del mercado a la aplicación del Derecho de la Competencia que actúa ex­-post.

Los reguladores, a la hora de imponer las obligaciones de acceso han debido ponderar los incrementos en los niveles de competencia a corto plazo que estas medidas provocan con el mantenimiento de los incentivos a la inversión eficiente, tanto del operador histórico como de los operadores alternativos. El objetivo de este equilibrio es evitar el efecto nocivo conocido como “free riding”, esto es, la reducción en los incentivos a desplegar infraestructuras a la espera de que otro acometa las inversiones necesarias con la expectativa que el regulador someta las mismas a obligaciones de acceso.

Además del Derecho de la Competencia que es una regulación común o transversal, aplicada "ex-post", para corregir ciertos comportamientos anticompetitivos en las actividades económicas. Las Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones están sujetas a una Regulación Específica o Sectorial, por tanto de carácter vertical y "ex-ante", puestas en práctica por las Autoridades Nacionales de Regulación (ANR) que interpretan y detallan comó se ha de aplicar la legislación sectorial del país que se trate.

Por tanto, la regulación económica del sector de las telecomunicaciones se compone de dos categorías relacionadas entre sí. La primera trata de la regulación sectorial "ex-ante" que se refiere a cómo promover una competencia efectiva y como tratar los defectos del mercado.[11]

El segundo tipo de intervención es mediante la aplicación de la leyes de la competencia que actúa "ex post", y trata de corregir los comportamientos anti-competitivos y los abusos de poder en el mercado.

En Wikitel se tratan con mayor detalle los principales rasgos de la regulación ex-ante, por los motivos siguientes:

  • es donde las relaciones entre las intervenciones regulatorias y las ventajas para los consumidores son más complejas;
  • es donde hay diferencias significativas sobre cómo se aplica la regulación cash advance loans, tanto entre distintos países como con otros sectores de la economía;
  • es donde hay una mayor impacto y debate sobre cómo debe ser la intervención regulatoria, lo cual es una consecuencia del avance tecnológico y, sobre todo, de la convergencia de redes y servicios.; y sildenafil
  • finalmente, los asuntos propios de la regulación "ex-post" suelen ser más universales (por ejemplo, la protección de los consumidores frente a prácticas irregulares) lo cual hace que las comparaciones internacionales sean menos reveladoras.

Llegados a este punto, para que tenga una buena visión de conjunto, le aconsejamos que lea:

y en cuanto a la Regulación "ex-ante", vaya al Portal de Economía y mire, por ejemplo:

Algunos organismos vinculados con las reverse phone lookup Naciones Unidas, como La UIT o el Banco Mundial, por su interés en promover un desarrollo global sin fisuras, también han emprendido estudios con una visión general, a cierta distancia de los problemas concretos, sobre la regulación, la economía, la normativa y las reglas que afectan al sector TIC. Si Vd. desea continuar explorando conceptos globales, puede leer algunos capítulos del ICT Regulation Toolkit, por ejemplo: el de Introducción a la Regulación. Además, no le resultará difícil encontrar abundantes tratados, tesis doctorales y cursos que proporcionan una visión general de estas materias. Puede encontrar referencias a algunos de ellos en la Bibliografía de Wikitel. Incluso quizás le interese conocer algunos rasgos de la Historia de la Regulación de las Telecomunicaciones.

Para concluir la introducción a la forfait mobile regulación, hay que mencionar las principales organizaciones internacionales que influyen en el panorama regulatorio. Son las siguientes:

  • La Organización Mundial de Comercio (OMC) quien, como resultado de las negociaciones sobre telecomunicaciones básicas celebradas después de la Ronda Uruguay, logró en 1997 un acuerdo internacional sobre los servicios de telecomunicaciones básicas, que eliminó las barreras tarifarias de los servicios de telecomunicaciones, abrió los mercados a las inversiones internacionales e incorporó los conceptos de Autoridad Nacional de Regulación y Servicio Universal, como medida básica de protección de los consumidores no deposit casino bonus codes. Vietnam visa, Ha sido el acuerdo fundamental para que a finales del Siglo XX se haya conseguido la liberalización de las telecomunicaciones. [12]
  • La Comisión Europea que, como se verá en la correspondiente sección, tiene cierta autoridad regulatoria en los 27 países miembros de la Unión Europea. El 13 de noviembre de 2007 se publicaron un conjunto de documentos que explican como se desea organizar la regulación bajo el Próximo Marco Regulatorio donde también se replantea la capacidad regulatoria de la Comisión frente a la de las Autoridades Nacionales de Regulación (ANR). loan
  • La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT), una agencia especializada de la Naciones Unidas, que se ocupa de la normalización técnica, la organización y atribución del espectro radioeléctrico y la normativa de interconexión telefónica internacional.
  • La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que realiza una función estadística para que se puedan comparar las realidades y políticas internacionales y sus efectos para que las autoridades puedan comparar las medidas y experiencias, analizar los problemas conocer y coordinar buenas prácticas. Tiene 30 miembros pero comparte experiencias com más de 100 países adicionales.

Materias relacionadas


  1. Nuechterlein and Weiser, 2005. Digital Crossroads American Telecommunications Policy in the Internet Age, p. 3.
  2. In English could be called "bootstrapping knowledge".
  3. See An Overview of the Taxonomy of Collaborative E-Learning By Janet E. Salmons. Ph.D.
  4. We work, we have joy, we are bringing our colleagues, the human race, all we know and everything we love, there is no greater pleasure than to deliver what we love those with whom we share it, also there is no greater obligation moral
  5. Eben Moglen. [Http://moglen.law.columbia.edu/ "Die Gedanken Sind Frei"]: Free Software and the Struggle for Free Thought. Wizards of OS 3, Opening Keynote. June 10, 2004
  6. Operadores Importantes, según la terminología de la OMC
  7. Vea: Telegrafía y Telefonía, inicio desarrollo y liberalización
  8. Para mayor abundancia puede ver la página que describe el momento histórico en que nos encontramos.
  9. Salvo dos casos de excepción: La FCC en USA y Ofcom en el Reino Unido
  10. La escalera de la inversión es un concepto utilizado por la Comisión Europea, los reguladores nacionales, los economistas y los propios operadores para referirse a la naturaleza gradual de las inversiones de los operadores alternativos de telecomunicaciones. El concepto resume la característica clave del sector, a saber, el elevado grado de costes fijos y hundidos de las industrias de red y la necesidad de amortizar esas inversiones en una situación de competencia con un operador histórico que había tendido sus redes al amparo de un régimen de derechos especiales o exclusivos.
  11. Esta parte del texto está basada en la introducción a la Regulación, del Communications Market Report de 2007 de Ofcom
  12. Vea: el Cuarto Protocolo anexo al Acuerdo General sobre el Comercio de Servicios (adoptado el 30 de abril de 1996, entró en vigor el 5 de febrero de 1998). Este documento proporciona la base jurídica para que las nuevas Listas sobre telecomunicaciones básicas figuren en anexo a las Listas sobre los servicios de la Ronda Uruguay.
editar

La Unión Europea está basada en la economía de mercado. Las redes y servicios de telecomunicación que, en su día, se calificaron como servicio público, prestados en muchos países bajo regimen de monopolio, se definen en la UE como servicios de interés general prestados en régimen de competencia.

El marco regulador de cada uno de los países miembro no puede analizarse sin hacer una serie de consideraciones referentes a la normativa de la Unión Europea. El denominado “Paquete Telecom”,[1] dio lugar a una profunda transformación a nivel europeo en la regulación del sector de las comunicaciones electrónicas y dotó a las Autoridades Nacionales de Reglamentación (ANRs) de nuevas competencias para el correcto desarrollo del sector, bajo la coordinación de las instituciones europeas (muy particularmente, la Comisión Europea).

Objetivos del marco regulador europeo

Fruto de la nueva normativa europea, las ANRs deben atender a los siguientes objetivos generales y principios reguladores[2]:

  • Fomento de la competencia en el suministro de redes de comunicaciones electrónicas, servicios de comunicaciones electrónicas y recursos y servicios asociados:
  1. velando por que los usuarios, incluidos los discapacitados, obtengan el máximo beneficio en cuanto a posibilidades de elección, precio y calidad;
  2. velando por que no exista falseamiento ni restricción de la competencia en el sector de las comunicaciones electrónicas;
  3. promoviendo una inversión eficiente en materia de infraestructura y fomentando la innovación; y
  4. promoviendo un uso eficiente y velando por una gestión eficaz de las radiofrecuencias y de los recursos de numeración.

  • Desarrollo del mercado interior:
  1. suprimiendo los obstáculos que aún se opongan al suministro de redes de comunicaciones electrónicas, recursos y servicios asociados y servicios de comunicaciones electrónicas a nivel europeo;
  2. fomentando el establecimiento y desarrollo de las redes transeuropeas y la interoperabilidad de los servicios paneuropeos y la posibilidad de conexión de extremo a extremo;
  3. garantizando que, en circunstancias similares, no se dispense un trato discriminatorio a las empresas suministradoras de redes y servicios de comunicaciones electrónicas;
  4. cooperando mutuamente y con la Comisión, de forma transparente, para garantizar el desarrollo de prácticas reglamentarias coherentes y una aplicación coherente de las directivas vigentes en europa.

  • Promoción de los intereses de los ciudadanos de la Unión Europea:
  1. velando por que todos los ciudadanos dispongan de acceso a un servicio universal;
  2. garantizando a los consumidores un alto nivel de protección en su relación con los suministradores, en particular garantizando la disponibilidad de procedimientos sencillos y poco onerosos para la resolución de litigios, efectuados por organismos independientes de las partes interesadas;
  3. contribuyendo a garantizar un alto nivel de protección de los datos personales y de la intimidad;
  4. fomentando que se facilite información clara, en particular exigiendo la transparencia de las tarifas y condiciones de uso de los servicios de comunicaciones electrónicas disponibles para el público;
  5. respondiendo a las necesidades de grupos sociales específicos, en particular de los usuarios con discapacidades; y
  6. garantizando la integridad y la seguridad de las redes públicas de comunicaciones.

Instituciones

El desarrollo del sector de las comunicaciones electrónicas se encomienda a diversas instituciones, tanto nacionales como supranacionales (es decir, creadas en el seno de la Unión Europea), entre las que cabe mencionar las siguientes:

  • Comisión Europea
  • Autoridades Nacionales de Reglamentación (ANRs)
  • Autoridades Nacionales de Competencia (ANCs)
  • Jueces y Tribunales comunitarios y nacionales

La Comisión Europea juega un papel fundamental en el desarrollo y correcta implementación del marco regulador de las comunicaciones electrónicas. En particular, la Comisión Europea es la responsable de promover la legislación que, una vez aprobada por las restantes instituciones de la Unión Europea, deberá ser implementada incorporada por los Estados miembros. La Comisión Europea tiene también un rol prominente en la aplicación práctica del marco regulador vigente en la Unión Europea. Así por ejemplo, en relación con la regulación ex ante de mercados (en función de la cual se atribuye a las autoridades nacionales de reglamentación la posibilidad de imponer obligaciones a operadores que ostenten un poder significativo de mercado), la Comisión Europea ejerce un “control preventivo”, conforme al cual las propuestas de regulación son sometidas a su escrutinio (en aras, entre otros objetivos, de garantizar la coherencia del marco a nivel europeo).

La Comisión Europea se organiza en diferentes Direcciones Generales (bajo la responsabilidad de un Comisario), siendo de particular relevancia para el sector de las comunicaciones electrónicas la Dirección General para la Sociedad de la Información y la Dirección General de Competencia.

Las Autoridades Nacionales de Reglamentación son las principales garantes de la aplicación de la normativa sectorial de telecomunicaciones en el ámbito nacional, habiéndoles sido encomendada la consecución de los objetivos señalados con anterioridad. En España cabe destacar la singularidad de tener dos reguladores, la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones, ANR independiente y el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio (a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI)) que es una ANR gubernamental.

También en el ámbito europeo, las ANRs han venido estableciendo un foro conjunto de actuación a través del European Regulators Group (ERG) que a inicios del 2010 fué sido sustituido por el ORECE.

Por último, junto a la Comisión Europea (a través de la Dirección General de Competencia), las Autoridades Nacionales de Competencia son las principales garantes de la correcta aplicación ex-post de la normativa europea y nacional de competencia.[3]

La actividad de todos estos órganos administrativos está lógicamente sometida al control judicial, bien ante los tribunales de la Unión Europea (Tribunal de Justicia, Tribunal de Primera Instancia), bien ante las instancias judiciales de cada país miembro.

La cooperación a nivel supranacional para garantizar el correcto desarrollo del sector de las comunicaciones electrónicas no se limita exclusivamente al ámbito comunitario, existiendo también importantes organizaciones de ámbito supra-europeo que en mayor o menor medida tienen una incidencia sobre el sector, por ejemplo:

  • Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU)
  • Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE)
  • Organización Mundial del Comercio (OMC)

Marco regulador europeo

En el caso europeo, el marco regulador de las comunicaciones electrónicas supone una normativa que se superpone a las obligaciones que pesan sobre los operadores dominantes de acuerdo con el Derecho de la Competencia. El Derecho de la Competencia juzga los hechos ex-post y tiene como objetivo evitar que los operadores dominantes abusen de su posición o falseen la competencia en los mercados en que operan. Por tanto, es completamente de aplicación en los mercados de telecomunicaciones no deposit casino bonus codes. En condiciones normales, esta normativa debería ser la única que se mantendría en el largo plazo, cuando las obligaciones encaminadas a equilibrar la posición de los operadores entrantes fueran innecesarias.

Esta evolución hacia un marco de análisis ex-post de las conductas tiene también su reflejo en el propio marco normativo. Así, en el primer paquete liberalizador de 1998 (Directivas ONP o “red abierta”), los mercados objeto de regulación ex-ante estaban definidos ex-lege, el análisis de competencia se centraba en un umbral de cuota de mercado y las obligaciones a imponer también estaban definidas, siendo su aplicación una consecuencia de la declaración de operador con peso significativo de mercado (PSM). En cambio, la reforma del marco de 2002 modificó esta aproximación haciéndola más coherente con los principios del Derecho de la Competencia. El marco regulatorio de 2009-2010 aligera la regulación ex-ante, disminuyendo el número de mercados a examinar.

Así, se impuso la definición de los mercados relevantes de acuerdo con los principios del Derecho de la competencia y se asimiló la figura de operador con PSM a operador dominante, si bien se restringió el número de mercados en los que se pueden imponer obligaciones reglamentarias – de acuerdo con el Artículo 15 de la Directiva 2002/21/CE (en lo sucesivo denominada «la Directiva Marco»), la Comisión Europea publicó una primera Recomendación de Mercados Relevantes que ha sido sustituida por la Recomendación 2007/879/CE, de 17 de diciembre de 2007, relativa a los mercados pertinentes de productos y servicios dentro del sector de las comunicaciones electrónicas que pueden ser objeto de regulación ex ante de conformidad con la Directiva 2002/21/CE del Parlamento Europeo y del Consejo relativa a un marco regulador común de las redes y los servicios de comunicaciones electrónicas [notificada con el número C(2007) 5406] (Texto pertinente a efectos del EEE ) DOCE de 28/12/2007. Adicionalmente, las Directivas de relevantes, Directiva 2002/22/CE del Servicio Universal y Directiva 2002/19/CE de Acceso permiten un número de obligaciones ex ante que las Autoridades Nacionales de Regulación (ANRs) pueden imponer, dejando a su elección las más adecuadas en función del fallo de mercado identificado que han de ser las más justificadas y proporcionales al mismo.

En la revisión de los mercados relevantes de 2002 se concluyo que en la mayoría de los Estados Miembros las ANRs habian impuesto las obligaciones que, de acuerdo con las circunstancias nacionales, fueron las más apropiadas a los problemas de competencia identificados. Desde 2008 las autoridades de regulación han analizado de nuevo los mercados de acuerdo con la Recomendación 2007/879/CE, de 17 de diciembre de 2007

De forma paralela, las Autoridades de Competencia y, en particular, la Comisión Europea han aplicado el Derecho de la competencia en los mercados del sector de las comunicaciones electrónicas como muestran los casos Deutsche Telekom, Wanadoo[4] o Telefónica. Las diferencias en los objetivos que deben conseguir, de acuerdo con la legislación vigente, las autoridades de competencia y reguladoras han causado, en determinadas situaciones, resultados hasta cierto punto contradictorios.

Normativa de la Unión Europea

Desde una perspectiva puramente legislativa, el marco regulador de las comunicaciones electrónicas en la Unión Europea sufrió una profunda transformación en el año 2002 que se ve complementada por otro importante cambio que está teniendo lugar en el periodo 2007-2010. El marco regulatorio de 2002 está integrado, en particular, por la Directiva 2002/21/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a un marco regulador común de las redes y los servicios de comunicaciones electrónicas (Directiva marco), que se desarrolla mediante cinco Directivas: la Directiva 2002/20/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a la autorización de redes y servicios de comunicaciones electrónicas (Directiva de autorización), la Directiva 2002/19/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa al acceso a las redes de comunicaciones electrónicas y recursos asociados, y a su interconexión (Directiva de acceso), la Directiva 2002/22/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa al servicio universal y los derechos de los usuarios en relación con las redes y los servicios de comunicaciones electrónicas (Directiva de servicio universal), la Directiva 2002/58/CE, del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa al tratamiento de los datos personales y a la protección de la intimidad en el sector de las comunicaciones electrónicas (Directiva sobre la privacidad y las comunicaciones electrónicas)[5] y la Directiva 2002/77/CE, de la Comisión, relativa a la competencia en los mercados de redes y servicios de comunicaciones electrónicas.

Dicho marco regulador de 2002 se revisó y fué sustituido por un nuevo marco regulador para 2009-2010

A estas normas hay que añadir, entre otras, las Directrices 2002/C165/03 de la Comisión sobre análisis del mercado y evaluación del peso significativo en el mercado dentro del marco regulador comunitario de las redes y los servicios de comunicaciones electrónicas, así como la Recomendación 2007/879/CE, de 17 de diciembre de 2007, relativa a los mercados pertinentes de productos y servicios dentro del sector de las comunicaciones electrónicas que pueden ser objeto de regulación ex ante de conformidad con la Directiva marco.

España

En España el “paquete telecom” se incorporó a la legislación nacional por medio de la Ley 32/2003 General de Telecomunicaciones y la normativa que la desarrolla.

Las funciones de regulación ex-ante que corresponde a las ANR, en España están repartidas entre dos instituciones:

Y la aplicación del derecho de la competencia, ex-post a:


Notas

  1. aprobado en 2002, e incorporado a la legislación espalola por medio de la Ley 32/2003, General de Telecomunicaciones y su normativa de desarrollo,
  2. Véase la Directiva 2002/21/CE (Directiva Marco) Art. 8
  3. En España, el organismo responsable es la Comisión Nacional de la Competencia, aun cuando es importante destacar también la existencia de Autoridades de Competencia de ámbito autonómico.
  4. Senrencia del Tribunal de primera instancia
  5. Que ha sido modificada por la Directiva 2006/24/CE

Materias relacionadas


editar

Contenido (generado dinámicamente)

(Haga click en el símbolo [x] para ver que otras voces dependen de la que seleccione)


Américas

  • Libro Azul: Políticas de Telecomunicaciones para las Américas. La CITEL y la Oficina de Desarrollo de la Telecomunicaciones (BDT) de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) presentaron la versión actualizada de esta obra (2005). La primera edición salió a principios de 1996. Esta libro da una nueva perspectiva y provee una referencia para discutir el impacto de las telecomunicaciones en el Hemisferio Occidental, especialmente en los aspectos legislativo, político y regulatorio.

Notas



editar

  • Esbozar:
  • En la pestaña Unión Europea hay que añadir enlaces por países de la UE y desarrollar la regulación nacional de otros países miembros, en particular aquellos que tengan alguna singularidad.
  • Esbozar un índice sobre Derecho de la Competencia (hacerlo en el Foro de Regulación para que se debata allí)

  • Desarrollar:

  • Traducir a castellano:
  • Traducir al Inglés:
  • Contribuciones solicitadas:editar




Categorías (generadas dinámicamente)
(Haga click en el símbolo [x] de la izquierda para ver que otras voces dependen de la que seleccione)
[] Varios


Total visitantes desde el 1 de Noviembre de 2008: 514.096

oimg?key=0AtvcVQul6ceCdHVFeDM2X2gwekgweW9xUTFwdzhYWmc&oid=1&zx=gylw30-6pwecj.png


editar

oimg?key=0AtvcVQul6ceCdHVFeDM2X2gwekgweW9xUTFwdzhYWmc&oid=2&zx=j8vhs8-gxp456.png
Descripción Valor
Todo el Wiki
Número de páginas wiki 3.425
Número de artículos en el espacio principal 1.253
Número de ficheros subidos al sistema 1.004
Cantidad de ediciones de páginas 23.090
Número de usuarios registrados 860
Número de administradores en el grupo sysop 4

editar